¡Agarra el Momento!

¡Agarra el Momento!

Canden Party

Son las 5:30 am; tiempo de despertar y hacer desayuno, preparar una merienda para la pequeña, prepararme para el trabajo y salir por la puerta. Nos vamos de prisa a trabajar. El día está lleno de retos, con muchas bajadas y subidas. Mientras el fin del día de negocios llega a su fin comenzamos a prepararnos para la rutina de la noche; recoger a los pequeños, reunirnos en la casa, y el comienza a cocinar, y limpiar mientras yo tomo llamadas del trabajo y saco mi computadora.  Una noche mi hija se acercó y me dijo, “¿Mamá, tienes tu que estar en el teléfono? ¿Puedes acurrucarte conmigo en el sillón?” Este fue un momento para abrir los ojos. Yo he sido bendecida con una hija increíble, un compañero maravilloso, y un empleo por el cual trabaje bien duro para obtener. Esa noche, después de acostarle a dormir, comencé a pensar acerca del balance en mi vida y cómo afecta nuestras vidas. Me pregunte lo siguiente:

¿Ayuda mi empleo a proveer para nosotros? Si

¿Es este el empleo que soñé, el cual creo es mi/nuestro futuro? Si

¿Me gusta lo que hago? Si  Samantha

¿Estoy balanceando mi trabajo y mi vida personal? No.  Me di cuenta que aunque el papel que desarrollo en la compañía que trabajo sea importante, y aunque me sienta bendecida de ser parte de la compañía, si no balanceo mi vida apropiadamente terminare resintiendo este empleo el cual luche tan duramente para conseguir.

No te convenzas de que no puedes tomar un momento para sentarte con tus niños. Yo sé que los que tienen niños quizás dicen yo estoy haciendo esto por ellos, para su futuro. Pero todo el dinero del mundo no puede remplazar el amor y sentido de seguridad impartido por los padres. Para los que no tienen niños es igualmente importante que tomen un momento y………Respire.

¡Agarra el Momento!

La gente dice que cuando uno está buscando un empleo “solamente tenemos una oportunidad para la primera impresión”. Los momentos perdidos en la vida funcionan más o menos de la misma forma. Su niño/a solo tomara su primer paso una vez, ese “Si lo prometo” en la boda de un amigo solamente lo escuchara una vez, después que las velas son apagadas en el biscocho el momento ha pasado, esa estrella fugaz se fue después que paso por el cielo en la noche. No deje que estos pequeños momentos pasen desapercibidos porque estas muy consumido con el trabajo.

Encuentra tu balance. Continua trabajando, y aplicándote para adelantar su carrera, pero cuídate mentalmente, emocionalmente, física y espiritualmente. Si haces esto, no hay límite en la vida.

Por Samantha Gibson

 

Apreciamos el apoyo de las siguientes personas:

Don y Lee Royston, y Mary Ellen del

Southwest Florida Chapter of the

Veteran Motor Car Club of America.

Y gracias a la familia de Gordon, Patty y Gary

 

Leave a Reply